9 reglas para usar redes sociales mientras viajas

Pokéruta, una excusa para hacer turismo
September 24, 2016

9 reglas para usar redes sociales mientras viajas

1. Rápido ruedan los carros… No, los aviones…

Actualmente, los descuentos en tarifas de avión llegan y se van en un abrir y cerrar de ojos. Para encontrar las mejores hay que seguir en Twitter las cuentas de los sitios especializados en rastreo de tarifas y también cada una de las aerolíneas.

2. Para los hoteles, no te quedes con el primero que encuentres.

Las redes sociales están llenas de promociones. El precio que encontré en los sitios tradicionales y apps de hoteles era de aproximadamente 200 dólares. Para este viaje, busqué “hotel deal” en Twitter y conseguí, vía una cuenta de un sitio especializado en rastreo de tarifas, un cuarto por 119 dólares en un hotel para la noche del viernes. Mientras tanto, dejé notas en diferentes hoteles vía Facebook para ver si había algún descuento disponible para la noche del sábado. Uno de los hoteles rápidamente respondió con una tarifa especial de 161 dólares (15% de descuento) y una oferta de internet inalámbrico gratis (por lo general, cuesta 10 dólares).

3. Sigue el programa.

Muchas cadenas hoteleras ofrecen recompensas en Facebook y Twitter a sus seguidores. Pero si sigues las cuentas de sus programas de lealtad, puedes encontrar todavía más gangas. Unirse no cuesta nada y allí publican ofertas especiales con contraseña. Hay que susurrar la contraseña correcta al hacer check-in para obtener mejores habitaciones por el mismo precio, desayuno gratis y más.

4. Bájale al volumen.

El ruido de las redes sociales puede convertirse en estruendo si no le pones un alto. Crear listas en Twitter te ayudará a buscar mejor y te mantendrá actualizado sobre un destino en específico. Después de seguir a alguien en Twitter, da clic en el icono de persona y elige añadir o quitar de la lista.

5. Utiliza el pizarrón.

A medida que las recomendaciones de amigos y contactos de redes sociales crecían, necesité una forma de organiza todo, así que me registré en Pinterest y creé una pizarra sobre mi viaje. Había preguntado por las mejores cafeterías que sirven mokas, pero como la ciudad toma el café muy en serio, no había manera de recordarlos todos. ¿Cuál fue la diferencia? Con ayuda del mouse, elegí las mejores fotos de cafés que encontré en Pinterest, dando clic en “repin” para ponerlas en mi pizarra. Junto a ellas puse fotos de restaurantes, hoteles y puntos de interés del lugar. El resultado: un collage digital portátil con todo lo que quería ver y hacer en mi viaje.

barcelona-para-solteros

6. Recupera a tu boy scout interno: ve preparado.

Facebook y Twitter son, con frecuencia, los primeros lugares donde aparecen las noticias de vuelos retrasados y problemas de tráfico. Llegué al aeropuerto con una lista de las principales cuentas de Twitter relacionadas con mi aerolínea y los aeropuertos de interés. Si mis vuelos hubieran estado atrasados por clima u otro factor, yo habría sabido exactamente a quien pedir ayuda.

7. Al que no habla… nadie lo oye.

Entre más participes (amablemente) en las redes sociales de las compañías, más beneficios obtendrás. Un día antes de viajar, publiqué un mensaje en Facebook del hotel en el que me quedé la noche del viernes, diciendo que llegaría casi de noche. ¿Qué tan factible es que también me dejen hacer check-out tardío?, pregunté. En una hora, recibí una respuesta diciendo que mi solicitud había sido registrada en mi reservación. Cuando llegué al hotel la tarde del día siguiente, en la recepción ya habían confirmado que podía hacer check-out a las 2 de la tarde.

8. La timidez no lleva a ningún lado.

Te sorprenderá descubrir lo generoso que es la gente de cada lugar (aunque nunca te haya visto antes cuando les pides recomendaciones locales e información). Si realmente quieres conocer un destino, lo ideal es pedir tips entre tus conocidos. Pero si haces públicas tus preguntes, recibirás mucha más información. Mientras recorría la ciudad, me encontré platicando vía Twitter con la blogger de viajes Jessica Spiegel y, más tarde, con Lardo, el nuevo lugar de moda especializado en sándwiches. Me insistieron en que los visitara. Como resultado, probé una de mis comidas favoritas: un delicioso sándwich de albóndiga de cerdo con “papas sucias” (papas fritas, cubiertas de pedacitos de chicharrón, pimientos marinados, romero, salvia y queso parmesano).

9. Contagia buena vibra.

El buen karma de los viajeros permite que haya información valiosa circulando en las redes. Pon de tu parte dejando tips de viaje o reseñas tras quedarte en un hotel, experimentar el lugar de moda o descubrir algo nuevo. Dile a otros lo que piensas y si lo recomendarías. Las fotos de tu Smartphone también pueden decir mucho, ya sea que publiques una panorámica desde tu cuarto de hotel o esa increíble comida por la que sigues suspirando. Y mientras reviso mi pizarra de Pinterest, las fotos de Instagram y otros recuerdos digitales, los detalles de mi viaje se mantienen muy frescos, listos para compartirse con los demás.

consejos_para_organizar_un_buen_viaje_2

Fuente: Amy Chen / Travel + Leisure México

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *